Legislación

Sin cambios para los autónomos

16vistas

Esperábamos un cambio importante que beneficiara al sector, pero al menos ahora existe algo más de margen: En el último Consejo de Ministros del 2017, que tuvo lugar el pasado 29 de Diciembre, se aprobó, por parte del Ministerio de Hacienda, el mantener el límite de facturación a partir del cual se tributa en módulos (en el sector del transporte) dejando dicho límite en la cantidad de 125.000 euros.

Mantener el límite en 75.000 euros hubiera supuesto un varapalo muy importante para el sector del transporte, nutrido con transportistas autónomos que poseen un solo vehículo,  puesto que ya tenemos la experiencia vivida con la reducción del límite hecha con la reforma fiscal del 2015.

Esta prórroga, que había sido reclamada por entidades como FENADISMER desde el año 2015, no logra solucionar el problema de la fiscalidad del transportista autónomo, pero sí ofrece un margen para seguir negociando una armonización que equipare la presión fiscal de la tributación en Estimación Directa con la tributación a través del Impuesto de Sociedades.

Todos sabemos que el sistema de módulos no es justo, pero es lo menos malo que tenemos a nuestro alcance en el marco de la legislación actual. Estamos de acuerdo que es necesaria una armonización fiscal, para que el peso de la tributación sea similar para todas las empresas, pero mientras esto se logra, que no haya de ser a costa de cargarnos a todos los transportistas autónomos. En el País Vasco han sufrido la misma eliminación de módulos, pero “disfrutan” de una compensación en IRPF de al menos el 45%, para “equiparar las condiciones de competitividad”.

Dejar un comentario