Tecnología

La eHighway en Alemania

A truck with a pantograph drives on the "eHighay" test track in Gross Doelln, eastern Germany, on November 6, 2015. Since 2011 German engineering giant Siemens runs the test track for the development of electric driven freight traffic. AFP PHOTO / DPA / BERND SETTNIK GERMANY OUT (Photo credit should read BERND SETTNIK/AFP/Getty Images)
77vistas

Suecia fue país pionero en lanzar las autopistas eléctricas para camiones híbridos. Y ahora le llega el turno a Alemania, que acaba de inaugurar su primera eHighway con soporte para camiones híbridos. ¿En qué consiste este sistema? ¿Es posible que sea el futuro inmediato del transporte por carretera?

Alemania es uno de los países en los que más relevancia tiene el transporte de mercancías por carretera. Este país ha inaugurado recientemente su primera autopista eléctrica con soporte para camiones híbridos. El proyecto conjuga la tecnología ferroviaria con los sistemas de propulsión híbridos. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Una autopista eléctrica para camiones híbridos

Esta es la primera eHighway (autopista eléctrica) diseñada para camiones híbridos en Alemania, un proyecto ecológico que busca que el transporte por carretera sea un modelo más sostenible. Según afirman los responsables, esta autopista podría reducir a la mitad las emisiones contaminantes de los camiones híbridos.

La autopista eléctrica (eHighway) discurre por diez kilómetros a lo largo de le la A5, entre Langen y Weiterstadt, cerca del aeropuerto de Frankfurt. Para su estreno, se han usado los camiones de varias compañías logísticas, en concreto 15 camiones híbridos modelo R 450 suministrados por Scania y equipados con pantógrafos desarrollados por Siemens, la principal empresa impulsora de este proyecto.

El sistema de suministro de energía se basa en la tecnología empleada en el mundo de la electrificación ferroviaria. Consiste en una línea de catenaria bipolar tendida sobre el carril derecho de la calzada al que los camiones se conectan mediante un pantógrafo que llevan acoplado en la parte superior de las cabinas y con el que alimentan las baterías de los sistemas de propulsión híbrida. Se trata de un sistema que permite la transmisión de corriente estable, incluso a altas velocidades.

Conducir un camión conectado a estas líneas no difiere mucho de hacerlo con un diésel, puesto que el pantógrafo compensa cualquier cambio de posición dentro del carril. En las rutas no electrificadas, el camión hace uso de su unidad híbrida.

Más proyectos en el futuro

La eHighway de la A5 de Alemania no será la única. Existen otros dos proyectos similares verán la luz antes de que finalice el 2019: está en marcha la construcción de un tramo eléctrico en la A1 entre Schleswig y Holstein, cerca de la ciudad de Lübeck, más una tercera prueba en la B462 en el estado de Baden-Württemberg. De todos ellos, el de la A5 es el más avanzado.

Para llevar a cabo todas las fases de este proyecto, el Ministerio de Medio Ambiente de Alemania ha invertido cerca de 50 millones de euros, de los cuales un total de 15 han ido a parar al tramo de la A5.

La primera eHighway del mundo fue en Suecia

El tramo de la A5 es la primera apuesta eléctrica de Alemania, pero no del mundo. El primer país en construir una eHighway fue Suecia en 2016.

En esa caso contando con la participación de Siemenes y Scania se instalaron unos carriles eléctricos adicionales en una carretera al norte de Estocolmo. En este proyecto se invirtieron 7.5 millones de euros procedentes de fuentes privadas y públicas.

Este proyecto es una buena noticia para el medio ambiente. No obstante, los más escépticos dudan de su viabilidad. Uno de los problemas que encuentran es la cantidad de infraestructura que se necesita para instalar las líneas catenarias en las vías o el encarecimiento en los precios de este tipo de camiones.

Dejar un comentario