Actualidad

Volvo está enmendando el fallo en las emisiones

2vistas

Meses atrás Volvo anunciaba que su último modelo había salido al mercado con una falla interna que podía afectar a las emisiones. La empresa sueca ha definido invertir 7.000 millones de coronas ( unos 683 millones de euros) en solucionar el problema de un componente en el controlador de emisiones defectuoso, que provocaba un desgaste más rápido de lo esperado en algunos de sus vehículos.

Se descubrió que el fallo residía en un componente en los motores de algunos vehículos que podría implicar que se superase el límite de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), ya que la pieza se degradaba más rápido de lo esperado. Pero cuando se dieron cuenta ya habían sido vendidos miles de camiones en Europa y los Estados Unidos, por lo que ese desgaste puede llevar a emisiones excesivas.

No es un problema de seguridad

La degradación no afecta a todos los motores y vehículos de la misma manera y en el mismo grado, aclaró Volvo en su comunicado de octubre, resaltando que la deficiencia no constituye un problema de seguridad ni afecta al rendimiento de los vehículos o motores en otras áreas y que es resultado de un proceso que ocurre con el paso del tiempo. El fallo no puede derivar en un problema de seguridad ni afecta al rendimiento de los vehículos o motores, solamente a lo referente al control de emisiones y es resultado de un proceso que ocurre con el paso del tiempo, ya que todos cumplen el límite de emisiones en el momento de la entrega.

Un análisis completo del asunto y los planes con las autoridades no han sido completados, y por eso la compañía aún no puede estimar el volumen de motores o vehículos que podrían verse afectados. De ahí que no sea posible asegurar el impacto económico en este momento”, señaló Volvo.

La provisión, que se incluirá en el balance del cuarto trimestre de 2018, afectará el ingreso operativo en ese parcial, mientras que el efecto negativo en el flujo de caja comenzará en 2019 y se incrementará en los años siguientes, informaron desde Volvo. La medida afectará a los ingresos operativos del cuarto trimestre que acaba de finalizar, mientras que el impacto en el flujo de caja durará varios años, señaló el jueves la compañía de Gotemburgo, Suecia, en un comunicado emitido tras cerrar la bolsa de Estocolmo.

Volvo registró su mayor caída en seis meses el 16 de octubre después de revelar el coste que esta acción para solucionar la pieza fallad,a puede tener para la compañía. Detallaron que un componente se estaba degradando más rápido de lo esperado, lo que podría provocar la generación de emisiones por encima de los límites establecidos. La empresa sigue trabajando para resolver el problema y colabora con las autoridades para encontrar una solución, precisó el jueves. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos informó en octubre que estaba en conversaciones con Volvo para resolver este tema.

Dejar un comentario