ActualidadSostenibilidadTecnología

El DAF CF Electric conquista el puerto de montaña más duro de Europa

82vistas

El primer camión totalmente eléctrico en recorrer la carretera alpina de Grossglockner

Un DAF CF Electric con un peso bruto de 26 toneladas se ha convertido en el primer camión totalmente eléctrico en superar el reto que plantea el paso de montaña más alto de Austria: la carretera alpina de Grossglockner, con 48 kilómetros, 36 curvas pronunciadas y pendientes del 12 %. Con este logro demuestra que la conducción sin emisiones también es adecuada para las zonas montañosas.

El DAF CF Electric se lanzó al mercado en 2018 y está disponible como unidad tractora de 4×2 y rígido de 6×2. La tercera generación de este vehículo totalmente eléctrico ya se utiliza en lugares como los Países Bajos, Alemania, Bélgica, el Reino Unido y Hungría, entre otros, para diversas aplicaciones, como la distribución para supermercados, la recogida de residuos y el transporte de contenedores. Gracias a la planificación inteligente y a que la batería se puede cargar durante la carga y descarga de mercancías, ofrece a los clientes una autonomía de hasta 500 km al día.

Demostración de su facilidad de uso en zonas montañosas

Sin embargo, algunos transportistas de zonas montañosas parecen albergar dudas sobre el uso de vehículos eléctricos, por lo que Tschann, uno de los concesionarios oficiales de DAF en Austria, decidió que ya era hora de poner fin a este escepticismo con algo de ayuda de DAF Trucks. “¿Qué mejor lugar que la carretera de montaña más desafiante y, a su vez, más hermosa de toda Europa para demostrar la calidad y la facilidad de uso del CF Electric?”, sugirió el director de Tschann, Enrico Simma.

Curvas cerradas y pendientes pronunciadas: la prueba definitiva

El CF Electric, con su peso bruto de 26 toneladas, se condujo desde Salzburgo hasta los pies de la carretera alpina de Grossglockner por autopistas y carreteras provinciales. Desde allí, se puso rumbo a la cima Kaiser-Franz-Josefs-Höhe, la línea de meta de este sinuoso y espectacular puerto de montaña. Simma continuó: “Aunque las vistas a lo largo del camino son impresionantes, la ruta de 48 kilómetros con sus 36 curvas cerradas y sus pendientes pronunciadas del 12 % supone un desafío. Es la prueba definitiva para cualquier vehículo, ¡y el CF Electric la ha superado con creces! Esta es la demostración de que el CF Electric se puede utilizar en cualquier ruta, siempre y cuando se disponga de una buena infraestructura de carga”.

Dejar un comentario